Queso en el embarazo ¿se puede comer?

La llegada de un nuevo miembro a la familia es una de las noticias más bonitas y esperadas por muchas familias, pero también se trata de un momento delicado paras la mujeres que están embarazadas, ya que durante los meses de embarazo es importante cuidar enormemente la alimentación. En este sentido, no son pocas las mujeres que se preguntan ¿puedo comer queso en el embarazo?

Una de las dudas y preocupaciones más habituales que les pueden surgir a las mujeres embarazadas es si pueden comer queso embarazadas o no, y en el caso de poder comer queso cuáles son aquellos más recomendados y cuáles no se aconseja ingerir durante el embarazo.

¿Puedo comer queso en el embarazo?

Cuidar la dieta durante el embarazo es crucial para garantizar que el bebé nazca sano y fuerte, es por ello por lo que no son pocas las mujeres que se preguntan si pueden comer queso embarazadas. La respuesta a esta pregunta es clara: las mujeres embarazadas pueden comer queso, siempre y cuando éstos sean pasteurizados.

Sí se puede comer queso siempre que sean pasteurizados

Eso significa que las mujeres que deseen ingerir queso durante los meses de embarazo se deberán asegurar de evitar el consumo de todos aquellos quesos (o productos lácteos) que no hayan sido elaborados con leche pasteurizada. La principal fuente de Listeria es la leche cruda, de ahí que resulte necesario que la misma haya sido previamente pasteurizada. Para evitar su contagio, el cual puede resultar muy perjudicial tanto para el feto como para la madre, es esencial que los quesos que se consumen sean pasteurizados, como los de Quesos El Bosqueño. Nuestros quesos pasan por un proceso de pasteurización para eliminar bacterias.

Es imprescindible fijarse bien en la etiqueta del producto que se vaya a consumir y comprobar que indica que el mismo ha sido elaborado con leche pasteurizada para evitar correr riesgos innecesarios. En otras palabras, las mujeres pueden comer queso, pero como se ha podido comprobar existen ciertas limitaciones.

queso en el embarazo

Queso y embarazo

Un estudio elaborado por científicos de la Universidad de Granada confirman que las mujeres embarazadas que consumen menor cantidad de productos lácteos en el embarazo tienen más probabilidades de tener bebés más débiles y con un menor peso.

Es decir, que en ningún caso se ha de dejar de consumir queso (siempre pasteurizado), así como otros productos lácteos que no hayan sido elaborados con leche cruda, ya que es muy beneficioso para la mujer y para el propio feto. Comer queso en el embarazo es beneficioso, y no se debe evitar su consumo, todo lo contrario.

La dieta de una mujer durante el embazado ha de ser saludable y equilibrada, por ello los Quesos El Bosqueño son una gran alternativa para llevar una dieta adecuada, nutritiva y sana. Todos nuestros quesos están perfectamente pasteurizados, de modo que su consumo no conlleva ningún tipo de riesgo, además de que permiten a quienes los consumen disfrutar de un aroma y un sabor inconfundibles. Harán la boca agua a todos los miembros de la familia.

Quesos recomendados durante el embarazo

Ya que conoces que puedes comer queso en el embarazo, que mejor manera que celebrarlo comiendo los mejores quesos artesanos. Nuestros quesos han sido galardonado con los mejores premios internacionales consiguiendo entre ellos ser el Tercer Mejor Queso del Mundo, Mejor Queso de Cabra en 2018, Mejor Queso de Oveja Curado de España…

Ver todos los quesos de cabra payoya y quesos de oveja de leche pasteurizada.

Quesos que no se deben comer durante el embarazo

Se debe evitar la ingesta de quesos blandos (Brie, Camembert, Feta), quesos frescos y quesos azules (Roquefort, Gorgonzola, queso de Cabrales).