Cómo hacer queso fresco

El queso fresco es uno de los preferidos por los queseros de paladar más fino y exquisito y sin duda alguna sus motivos tienen.

Cuando piensas en queso, seguro que te vienen a la mente esos quesos de pasta dura, sabor intenso y aroma penetrante. Esos quesos deliciosos que fascinan a muchas personas. Por supuesto, los quesos curados o semicurados son de una alta exquisitez, pero la misma alta exquisitez se encuentra en los quesos frescos. Y es que todo depende de gustos.

¿Qué es y cómo se elabora?

Los quesos frescos son conocidos por presentar un sabor más suave, una textura más ligera y unos sabores comúnmente menos intensos.

Todos estos atributos de ligereza y de suavidad le vienen dados a los quesos frescos sobre todo por su falta de proceso de madurado o de periodo de curación.

Y es que mientras un queso altamente curado e intenso puede haber pasado meses, incluso años madurando, un queso fresco se hace y se consume, sin o casi sin procesos de maduración ni de espera de por medio. El tiempo de curación es de 0 días.

Para saber cómo se elabora tan sólo debemos saber que el proceso de elaboración de un buen queso fresco tan sólo lleva 7 pasos.

  • El primero de los pasos empieza con el tratamiento de la leche y el proceso finaliza con la fase de afinado.
  • Entre medias de las fases anteriores, existen la coagulación, el corte del cuajo o desuerado.
  • Luego se ha de proceder con el moldeado, el salado y, finalmente el prensado.
cómo hacer queso fresco

Descubre nuestro queso fresco de cabra payoya

Una vez se ha hablado sobre cómo fabricar queso fresco queremos mencionarte nuestro queso fresco de cabra payoya. Se trata de un queso excelente, exquisito, realizado con leche pasteurizada, muy ligero, bajo en grasas y que resulta ideal para las personas que desean hacer dieta, conservar la línea y cuidar la salud.

Nuestro queso fresco de cabra payoya es un queso de elaboración absolutamente artesana. La leche procede de cabras de la raza payoya, cabras autóctonas de la Sierra de Cádiz, y se caracteriza por ser un queso muy suave, blanco y de textura firme.

Este queso fresco se elabora diariamente y no tiene periodo de curación. Ello nos permite ofrecer un queso cien por cien fresco y cien por cien saludable. Es un queso exquisito que cuida la salud, ofrece todos los nutrientes de los mejores quesos y tiene un sabor perfecto para cualquier momento del día y que satisfará los paladares de los amantes del queso más acérrimos y exigentes.

Además es perfecto para tus platos y recetas, muy utilizado en ensaladas, postres o como aperitivo.

Esto es lo que comentan algunos de nuestros clientes:

Es súper bueno de sabor y con una textura muy consistente y suave a la vez

Me encantan los quesos frescos que tengan sabor y este es uno de ello,

Rosa Úbeda

De los mejores, por no decir el mejor queso de fresco.

Diego